Con el fin de evitar posibles enfermedades o lesiones, es fundamental saber controlar correctamente las plagas de insectos como la mosca negra o la mosca del caballo, que resultan perjudiciales para la salud del caballo.

 

Eliminar las moscas y otros insectos del establo es una lucha, interminable año tras año, que comienza cuando suben las temperaturas. Es muy importante proteger a tu caballo de los insectos. Los ataques de las moscas, los mosquitos o las avispas pueden ser de gran molestia y causarle lesiones en la piel.

 

Aunque los caballos tienen armas naturales para luchar contra estos insectos, es muy conveniente que les ayudemos a protegerse. La piel de los caballos está sometida a todo tipo de influencias, tanto externas como internas, que pueden afectar a la salud del equino y causarle enfermedades de todo tipo, desde alergias a elementos del ambiente o de la dieta del animal, hasta enfermedades infecciosas o parasitarias.

 

Síntomas de la picadura de moscas en el ganado equino

En ocasiones la mosca negra y en otras la mosca del caballo, pican al caballo causando un intenso escozor que le provoca se rasque en la zona afectada, dañando la piel y arrancándose pelo con cualquier objeto que tenga a su alcance. Las zonas más frecuentes en las que reciben esas picaduras son la base de la cola, el nacimiento de la crin, el cuello, la cara y la línea ventral, lo que provoca que aparezcan heridas y costras.

 

Si la reacción a la mordedura se intensifica, su bienestar general también se puede ver afectado provocando un aumento de nerviosismo, agitación y otro tipo de enfermedades como la dermatitis estival equina.

 

¿Qué hacemos para evitar que nuestro caballo atraiga a los insectos?

Los caballos, regulan su temperatura a través del sudor, una sustancia muy apreciada por los insectos, debido a su salado sabor. Por esta razón, es muy importante mantener a nuestro caballo limpio.

 

Si nuestro caballo posee alguna herida, debemos de curársela y protegerla bien, ya que son un gran atrayente para los insectos, retrasando así, el tiempo de cicatrización de la piel. Además, los insectos pueden transmitir enfermedades a nuestro caballo, afectando a su sistema inmunitario y nervioso.

 

Por otro lado, a los insectos les atraen los lugares sucios, húmedos y cálidos, por lo que también deberemos de cuidar y mantener limpio el lugar donde habite nuestro caballo.

 

Es importante que limpiemos las heces de nuestro caballo a diario, si vive en un box. En caso de que habite al aire libre, deberemos de retirarlas periódicamente para evitar así, que se críen larvas. De esta forma nuestro caballo no tendrá lombrices.

 

 

¿Qué productos utilizaremos para proteger a tu caballo de los insectos?

 

Repelentes de insectos. Para proteger a tu caballo de los insectos, puedes utilizar repelente de insectos naturales o no. La aplicación sobre tu caballo de estos repelentes, modificará el olor de tu caballo y alejará así a los insectos. Ten en cuenta, que el sudor de tu caballo puede afectar a la eficacia de estos repelentes, por lo que será conveniente que lo apliques varias veces al día. La mayoría contiene Cidronela, un ingrediente que mantendrá alejados a los mosquitos del animal.

 

También, puedes crear tu propio repelente natural a base de vinagre de sidra de manzana y agua a partes iguales. Mantendrás a los insectos alejados.

 

Insecticidas. Los insecticidas podrás aplicarlos donde habite tu caballo, pero recuerda que pueden ser bastante tóxicos y perjudiciales para tu caballo. Por lo que te recomendamos que preguntes a tu veterinario antes de utilizar cualquier insecticida.

 

Manta Protectora. Existen varios tipos de manta que protegerán a tu caballo extendiéndola sobre él. Son muy útiles para proteger a tu callo de los eczemas de verano, una alergia muy común entre ellos.

 

Máscara. Existe un tipo de máscara que protege la cabeza del caballo de los insectos voladores para que así no les afecten ni a los ojos ni a las orejas. Son muy sencillas de implantar, ya que tienen unas tiras auto adherente y no necesita ningún tipo de cabestro.

 

Por otro lado, puedes implantarle cabezadas con mosquero, para proteger a tu caballo de los insectos.

 

Debes de tener en cuenta, que acoplar este tipo de protección a tu caballo no será muy cómodo para él, al principio, por lo que deberás de tener paciencia durante los primeros días para acostumbrarle a ello.